¿Conoces el caso Roswell Mexicano ?

Actualizado: oct 29

¿Un caso Roswell en México? Efectivamente no sólo Estados Unidos tiene sus accidentes de platillo volante incluido , además que la versión mexicana tiene algo que la gringa no.


¡GENTE MUERTA!.....o sea gente humana.


Todo ocurrió la noche del 25 de agosto de 1974, cuando un objeto volador no identificado ( en esos años ya les decíamos OVNIS) desconocido proveniente del Golfo de México, fue detectado por los radares de la Defensa Aérea de Estados Unidos cuando se acercaba velozmente al espacio aéreo norteamericano.


En un principio se pensó que el objeto podría ser un meteorito, ya que se movía a una velocidad aparente de 4.000 km/h pero esa idea fue descartada por los los movimientos que hacía.

La segunda opción era Gokú pero fue descartada al instante


En un momento parecía que iba a adentrarse a Texas, sin embargo, al final cambió de rumbo y entró a territorio mexicano específicamente en un poblado de Chihuahua llamado Coyame donde desapareció de todas las pantallas y radares.


Antes de seguir con el momento de lectura te invitamos a escuchar el episodio del caso Roswell



Al poco rato, se informó que un avión proveniente de El Paso había aterrizado en esa zona. Se observó que el ovni y el avión desaparecieron del radar en el mismo lugar y al mismo tiempo.


Al día siguiente, el El gobierno de México envió un equipo de recuperación de la avioneta, y el gobierno de Estados Unidos ofrece sus servicios de recuperación al gobierno de México, pero fueron rechazados.

Los informes del ejército mexicano empiezan a llegar a las 10:30am primero se indicaba que los restos de la aeronave habían sido detectados en el aire. Poco después llegó otro informe de un segundo avión en el suelo a pocos kilómetros del primero y por último un tercer informe señaló que el segundo avión tenía forma circular y que se encontraba muy dañado.

Coyame

El gobierno de USA como ya es costumbre espiando a sus vecinos y escuchando sus informes mandó aviones para volar por la zona, así casuales como dando el rol estos informaron que el disco volador y el avión habían sido retirados del sitio del accidente en camiones de plataforma.


Vuelos posteriores confirmaron que el convoy se había ido del lugar rumbo al sur, pero que se había detenido en un paraje solitario, antes de llegar a las áreas habitadas o carreteras principales.


Las fotografías tomadas en los sobrevuelos mostraban a los camiones y jeep detenidos, algunos tenían las puertas abiertas y se podía ver dos cuerpos humanos tendidos en el suelo. 

Obviamente ya sabes quienes se aprovecharon de esta situación

En ese momento salen 4 helicópteros americanos se adentran de manera furtiva en el estado de Chihuahua sin autorización del gobierno mexicano. Cuando el equipo de recuperación estadounidense llegó al lugar, observó un extraño objeto metálico con forma de disco que tenía un golpe en la parte frontal y una fractura muy notoria junto con los restos calcinados de la avioneta, una Cessna 180; a unos metros se encontraba todavía un Jeep color verde olivo del ejército mexicano con cuatro militares muertos: el Capitán Rogelio Arguelles Gonzalez, el Sargento Teófilo Margarito Puebla y los cabos José Trinidad Meráz y Ricardo Vela todos con signos de sofocación o asfixia y todavía sus armas de cargo, pero sin señales de que hubiese intentado defenderse....o les hubiera dado tiempo.

Los siempre cool Yankees Soldiers de la libertad, engancharon el OVNI a un helicóptero y lo trasladaron a la base aérea Right Patterson. Reunieron los vehículos y los cuerpos de los militares mexicanos y finalmente destruyeron los restos -incluido el avión Cessna- con explosivos y se retiraron de la zona.

Good bye amigous


El ejército mexicano obviamente niega que haya sucedido tal incidente, (que pinche vergüenza que los gringos nos quitaron nuestro Roswell). Sin embargo existen los reportes de comunicaciones y de radio en el archivo general de transmisiones del mismo ejército así como los nombres de los militares y sus rangos.


304 vistas

PRODUCIDO POR: 

logos-01 (1).png
Recurso_6.png

Merida, Yucatán, Mexico 

PATROCINADORES