• Jav

Conoce el rostro de Jesús con el Cronovisor

Actualizado: 5 de nov de 2020


Cronovisor

¿Cómo se veía Jesús es uno de los misterios de la humanidad? Mantos, grabados, estudios y reconstrucciones han habido miles pero tal vez existe un aparato que nos lo mostró y el Vaticano nos lo ocultó.


La cosa fue que el 2 de mayo de 1972 el periódico italiano Domenica del Corriere que en español sería algo como el mensajero dominical, publicó que un importante grupo de científicos construyó una máquina que podría obtener imágenes y sonidos del pasado, este artefacto además de ser la mejor idea de televisión por cable jamás creada fue llamada:


EL CRONOVISOR


Antes de comenzar esta deliciosa lectura acompañada de gifs tripiantes, chistes ligeramente blasfemos y una cantidad absurda de frases remarcadas en negritas, les dejamos el bono del horror donde hablamos del tema.

Recuerden seguirnos en Facebook, Instagram Youtube, apple podcast, Spotify y todo lo que tenga el nombre La Casita del Horror Podcast, besitos mil son lo máximo.


Ahora sí pasemos al divertido mundo de la lectura de sucesos conspiranoicos del vaticano:


Dicha investigación no fue realizada por cualquier hijo de vecina, no señor, el responsable de tal hito histórico que cambiaría la manera de ver el tiempo y espacio fue hecha por el rockstar de la física Enrico Fermi que tiene en su currículum el desarrollo del reactor nuclear


Saludos desde Japón don Fermi

Además de la mano santa de Wernher von Braun, un ingeniero mecánico aeroespacial al que le debemos el diseño del cohete V2, que se encargó de exterminar a los enemigos del imperio nazi en la Segunda Guerra Mundial, tras este conflicto bélico se unió a la NASA y fue naturalizado estadounidense y ya del lado de los "buenos" fue parte de la creación del cohete Saturno V que ayudó al ser humano a llegar a la luna en aquella única y siempre cuestionable ocasión en 1969


Estos dos paladines de la ciencia eran dirigidos por el monje benedictino Marcello Pellegrino Ernetti, quién aseguró en ese mismo periódico que la máquina, había sido bautizada como el cronovisor y su base científica era que que:


“la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”

Efectivamente esa es la primerísima ley del siempre atinado Isaac Newton


Con esto el padre Erne quiso decir que las ondas visuales y sonoras eran energía y, por lo tanto, estaban sometidas a las mismas leyes físicas de la materia. ¡YEAH SCIENCE BITCH!


Ya un poco traducido al español de preparatoria pública latinoamericana, el cronovisor accedía de alguna forma a las ondas luminosas y sonoras del pasado, recomponiéndolas y reorganizándolas en las mismas imágenes y sonidos que las habían formado en su origen.


“Las ondas visibles y sonoras del pasado no se destruyen. Y no lo hacen porque son energía. La grandeza de nuestro invento, que llamamos cronovisor, radica en poder recuperar esa energía y recomponer las escenas del pasado”,

Hermano Erne 1972.


Ok, ok, tienes el mejor servicio de televisión por cable del planeta , aquí la pregunta realmente importante para la humanidad es:


¿CÓMO SON LOS DINOSAURIOS?


Pero el padre Ernetti tenía otros planes para el cronovisor pues lo primero que se visualizó fue a Jesucristo agonizando en la cruz, de hecho hay fotos, también vio la destrucción de Sodoma y Gomorra, no hay fotos, y otros grandes eventos como la fundación de Roma en el 753 A.C.


Además, gracias al mismo cronovisor, se había podido recomponer, en su versión original, la desaparecida obra “Thyestes” (o “Tiestes”), escrita por Quinto Ennio y representada en Roma en el año 169 A.C.; así como el texto original de Las Tablas de la Ley que Dios le entregó a Moisés en el Monte Sinaí, aparte de presenciar a personajes como Napoléon, el filósofo romano Cicerón y otros fabulosos y trascendentales episodios históricos y bíblicos.

Pero ningún maldito dinosaurio


¿Pero cómo un padre, dos científicos y una cantidad indescriptible de practicantes seguramente sin paga, lograron este avance histórico tecnológico que ha quedado en el olvido?

Un día casual por la vida el padre don Erne, trabajaba con su colega el padre Agostino Gemelli -de la Universidad Católica de Milán- intentando filtrar unos cantos armónicos gregorianos cuando oyeron la voz de un sacerdote que había fallecido tiempo atrás, esto en una vieja grabadora que utilizaban.


Cual manzana en la cabeza de Newton o Eureka en la bañera de Arquímedes, Don Erni se hizo una pregunta ¿qué pasaba con todas las imágenes y sonidos que emitían los seres humanos?, ¿desaparecían por completo? ¿ se mantenían existiendo de alguna manera?


Ernetti se acercó a algunos científicos ligeramente eminentes como los ya mencionados Enrico Fermi y Wernher von Braun y pusieron manos la obra no sin antes lavárselas con agua bendita.



Wernher von Braun y Enrico Fermi

Aquí los compas, Wernher von Braun a la izquierda y a la derecha Enrico Fermi


El sacerdote francés François Charles Antoine Brune fue uno de los primeros que supo de la existencia del cronovisor, este religioso contó que conoció al padre don Erni en los 60s, durante un viaje en ferry a través del Gran Canal de Venecia.


Ambos expertos en lenguas antiguas, platicaron acerca de la interpretación bíblica, entonces Erni, soltó la bomba y le dijo que existía una máquina que podía responder a todas sus preguntas.


Cuando Brune le preguntó a qué máquina se refería, el padre Ernetti le describió un dispositivo al que llamó el Cronovisor. Según Ernetti, este aparato era bastante parecido a un televisor, pero en lugar de recibir transmisiones de estaciones locales, sintonizaba por lo que podrían ver y escuchar eventos de hace siglos.


Esto como ya lo mencionamos gracias a que las imágenes y sonidos que la humanidad había hecho se encontraban “flotando” en el espacio. El padre Brune, EN LUGAR DE PREGUNTAR CÓMO ERAN LOS DINOSAURIOS , le preguntó al padre Ernetti si él y sus colaboradores habían sido capaces de ver la crucifixión de Cristo, a lo que Ernetti respondió:


“Vimos toda “La agonía” de Jesucristo, la traición de Judas, el juicio. Todo el Calvario.”


Desgraciadamente el proyecto fue cancelado por el Vaticano en ese entonces al mando de Pío XII , pero el cronovisor no fue pues fue en la Santa Sede, otras versiones seguramente hechas para quitarle culpa al santo pope Pío Twelve, dicen que fue el mismo Erni quien voluntariamente desmanteló el artefacto pues en sus palabras.


En las manos equivocadas podría crear la “dictadura más temible que el mundo haya visto”.